domingo, 24 de mayo de 2009

Amor enfermo.

.
Por qué la policía se enamora del ladrón? ¿Por qué la nena bien pierde la cabeza por ése que no hace más vagar todo el día? ¿Por qué la madre abnegada, sobreprotectora, cría hijos y marido incluido? ¿Por qué al chico estudioso, responsable y trabajador siempre le toca una loca?

Respuesta: porque los opuestos se atraen para padecerse.

En términos psicológicos hablamos de un vínculo sostenido por la proyección que provoca el otro con la parte que no soy.
En términos sociológicos se trata de una relación perversa que refleja los más oscuros e intrincados vínculos de los que es capaz cada sociedad visto en perspectiva diacrónica.
En términos económicos, la carencia aparece como punto de equilibrio entre la oferta propia y la demanda ajena.
En términos lingüísticos la palabra es la materia prima para la construcción de la máscara puesta en juego en el discurso.
En términos comunicacionales lo no dicho revela la esencia de la ligazón al otro, lo pone en evidencia.
En términos histórico-marxistas, la sobredeterminación social capital-trabajo, está fundada y sostenida por una contradicción, la de opuestos indivisibles.

En términos personales, es una cagada que no pueda sacarte de mi cabeza.

3 comentarios:

TiTo A. dijo...

No sé por qué me acordé leyéndote del tango "Tres esperanzas":

Tres esperanzas tuve en la vida:
dos eran blancas y una punzó.
Una mi madre, vieja y vencida,
otra la gente, y otra un amor.

Tres esperanzas tuve en la vida:
dos me engañaron y una murió.

Gabito dijo...

Excelente definición!!! Me ENCANTO.

SiBaRiTa!!! dijo...

Tienes razon!!